Tapas españolas

Si preguntas a un español qué es lo que más echa de menos de España su primera respuesta será la familia y, seguidamente, añada salir de cañas y de tapas con los amigos.

Galo y compañía

Ya era hora de organizar un encuentro con otros españoles y con amigos de México, Canadá, Estados Unidos, Uruguay, Italia, Francia… en el que disfrutar de unas tapas preparadas por nuestro chef preferido, Galo Brull.

Habíamos preparado la paella tres semanas antes con excelente resultado y afrontábamos el reto de pasar de una cena para ocho personas a una fiesta con casi cuarenta invitados, contando con la cocina y utensilios de una pequeña vivienda. Fueron tres días de intenso trabajo en los que hubo que preparar el espacio y la comida.

Galo en la cocina

Antes de las 19.00 horas llegaron los más madrugadores. Yo llegué pasados veinte minutos de la hora y me encontré con la mitad de los invitados con ganas de empezar la degustación.

Hubo pinchos de ensaladilla rusa, croquetas, pan tumaca, tortilla de patatas, salmorejo, pimientos rellenos, solomillo con queso brie y cebolla caramelizada… a cada cuál más apetitoso. Nadie se quedó con hambre y eso que hubo algunos que comieron como si nunca lo hubieran hecho. De la lista de pinchos se quedaron tres o cuatro por hacer. Sobró comida, como debe ser.

Gitanas

El buen ambiente reinó durante toda la noche y se mantuvo hasta el final. Hacia la medianoche empezaron a retirarse la mayoría de invitados, poco antes de que llegaran los músicos que recién acababan de tocar en el One & Only Palmilla y que nos regalaron unas cuantas canciones flamencas, ocasión que Silvia aprovechó para echarse unos bailes.

Fue un final de fiesta relajado y emotivo. El sonido suave de la guitarra clásica española unido a la flauta traversa nos fue envolviendo. Si bien no me atreví a bailar si hice el intento de doblar unas palmas. Cada uno seguía el ritmo a su manera… como Frank Sinatra.

Musicos

Todos coincidimos en que el resultado estuvo por encima de las expectativas así que ya estamos planteando la siguiente que será más grande y mejor. ¿Nos atreveremos a cortar jamón? 

Solo me queda agradecer la asistencia a todos y pedir disculpas a aquellos que se quedaron fuera de la lista por distintos motivos. Prometemos seguir organizando jornadas gastronómicas y, por qué no, crear una asociación que nos identifique.

Carlos Belmonte

Carlos Belmonte Real ha estado desarrollando nuevos negocios e iniciativas empresariales desde 1998, primero en España y más tarde en Turquía y ahora en México. Inició su carrera profesional gestionando derechos audiovisuales como coordinador de licencing y merchandising. Es experto en desarrollo de negocio, responsabilidad social corporativa y gestión energética.