El Ahorcado a la derecha

El ahorcado

Cuando llegué a Los Cabos una de las cosas que más me llamó la atención es la cantidad de pequeños comercios que encuentras por todas partes. En el trayecto del aeropuerto al centro de San José del Cabo es sorprendente cuántos puede haber y, aparentemente, todos tienen clientes. Pronto te das cuenta que para cualquier cosa necesitas una referencia y en este bendito pueblo la referencia está en el semáforo de “El Ahorcado”.

Hay que hacerse a las costumbres locales y aprender rápidamente donde están las referencias con las que poder orientarse y localizar lo que buscas, ya que cuanto más te acercas a tu destino menos idea tiene la persona a la que puedas preguntar. A mi me ha costado casi dos años cambiar mi mentalidad de europeo. Recuerdo que el nombre de las calles tenían su sentido y utilidad, y en caso de pérdida siempre podías recurrir al GPS del móvil. Aquí olvídate. Y lo peor es que no hay un sistema de conversión al que puedas recurrir. Cuando llegas a Los Cabos tienes que ser consciente que vienes a un lugar donde existen los galones pequeños y donde los minutos duran horas.

Esto es importante tenerlo claro para el día a día. El conocimiento se transmite de forma oral, de boca en boca. En España lo que no sale por TV o lo que no puedes encontrar con una búsqueda en Google, no existe. Aquí eso no pasa. En Google no encontrarás casi nada de lo que existe en la zona así que hay que preguntar, salir y probar. Solo así podrás disfrutar de las sabrosísimas tortillas que prepara Lupita o de los tacos de camarones que prepara Rossy.

Para los que nos consideramos emprendedores esto es una gran oportunidad para ofrecer nuevos servicios. Puede que la población no esté bien educada o no cuente con la “calidad de vida” que acostumbramos en Europa, pero la gran mayoría tiene acceso a Internet para usar su cuenta de Facebook y casi todos tienen en su bolsillo un smartphone.

Carlos Belmonte

Carlos Belmonte Real ha estado desarrollando nuevos negocios e iniciativas empresariales desde 1998, primero en España y más tarde en Turquía y ahora en México. Inició su carrera profesional gestionando derechos audiovisuales como coordinador de licencing y merchandising. Es experto en desarrollo de negocio, responsabilidad social corporativa y gestión energética.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *