Delfines en Puerto Los Cabos

Eran las dos de la tarde del sábado. Disponía de una hora. Salía del Camino Cabo del Este y conduje hacia Puerto Los Cabos. Pensaba dar un paseo viendo las esculturas y los barcos para relajarme antes de regresar a la gasolinera. Al salir del carro vi a lo lejos un grupo de personas que estaba con los delfines y un camino por el lateral de la marina donde iban dos ciclistas. Les seguí y llegué a la altura de los delfines.

Los minutos pasaron sin darme cuenta sentado junto a otras cuatro personas que como yo disfrutaban del espectáculo. Compartimos un momento de felicidad, ajenos a nuestros problemas y al mundo que nos esperaba al salir del trance. Los clientes, los entrenadores, los delfines y los espectadores, incluso Lola que me había acompañado, nos contagiamos de la ausencia de ego.

Como todo buen espectáculo lo mejor vino al final cuando los delfines saltaron al lado de los kayak donde un cliente sostenía un remo. Tratando de inmortalizar el momento sin perdérmelo me precipité al hacer las fotografías y cuando la hice a tiempo apunté a las nubes. La nueva cámara no tiene visor y la referencia es la propia pantalla. Tengo que habituarme.

Terminado el show me fui al otro lado para que Lola corretease por el verde. Al fondo se veía el yate Piano BarAl llegar a su altura me fijé en que los clientes del delfinario ya se habían ido pero los entrenadores se habían quedado practicando con los delfines. Estaban haciendo trucos que no había visto durante la función anterior. Casi cuando me iba a ir una entrenadora salió y me ofreció, a mi y a los que estábamos allí, acercarme a los delfines. Durante unos pocos minutos el espectáculo fue privado. Eramos seis los elegidos. Lola se quedó fuera.

En total fueron tres cuartos de hora, poco más o menos. La calidad del recuerdo no se corresponde al tiempo consumido.

Carlos Belmonte

Carlos Belmonte Real ha estado desarrollando nuevos negocios e iniciativas empresariales desde 1998, primero en España y más tarde en Turquía y ahora en México. Inició su carrera profesional gestionando derechos audiovisuales como coordinador de licencing y merchandising. Es experto en desarrollo de negocio, responsabilidad social corporativa y gestión energética.